Entradas

Sin hablar de política: Perú

Imagen
Hablando de elecciones, que es el común denominador en estos días, cuando mi abuelo hablaba de elecciones, hablaba de botar con "b", si, mi abuelo era un cronista presencial de la historia de inicios del siglo pasado (yo lo soy de fines) y fue testigo de golpes militares y derrocamientos de estado, me hablaba del ejército, de militares armados y a caballo, así se "botaba" en mis tiempos decía y yo le explicaba a veces lo que era "votar" y a veces quedaba extasiado con sus historias de antaño. Eran otros tiempos, era niño, hace muchos, muchos años.


Por ese entonces, postuló a la presidencia un candidato estrellado, se decía en ese entonces que sería el presidente más joven de nuestra historia. Ganó y la cagó.
Creo el ambiente adecuado para que reine el terrorismo, como resultado el país se hundió, vivimos entre apagones, largas colas para comprar azúcar y arroz con muchos millones de intis (si, también cagó la moneda).
Dejo el país hasta las huevas y luego huy…

Aventura: Arequipa, Puno , Cusco

Imagen
Hace unos años, tuve la oportunidad de viajar a Arequipa por motivos de trabajo y pude conocer parte de esta gran ciudad, además de Puno y Cusco.

A fines del año pasado, como siempre por cosas de trabajo dejo mis planes rezagados y por eso tomo decisiones como viajar a última hora. Eso fue lo que paso y sin itinerario ni pasajes, sin reservas ni nada, apoyado por mi flaquita, decidimos salir a la aventura, dispuestos a caer como sea y donde sea, dispuestos a dormir en las plazas, en los terminales o donde nos sorprenda la noche...

Y fue así que una mañana de diciembre con mochilas al hombro y nada mas que el deseo de aventura salimos a ver donde nos sorprendía el año nuevo.

Sin pensarlo nos sorprendió la mañana en carretera al sur rumbo a Arequipa, con ese solsito y rico de la mañana, llegando tempranito a las tierras del Misti.

Y, lo primero es lo primero, a esa hora, como a las ocho de la mañana, tomamos un taxi a San Antonio, al antigüo mercado de San Antonio en busca de la señora Ursu…

La aventura de mi iPhone 6 Plus

A fines de los noventa la telefonía celular se hizo popular en el Perú. Como en todos lugares, esto significó un cambio en las costumbres, empezando por la gente acomodada y con el tiempo extendida a la gran mayoría de nuestra población.

Recuerdo mi primer trabajo de calichin, era en la Molina y en ese entonces debía madrugar para partir desde el Callao. En el transcurso pasaba por Cercado, San Miguel, San Isidro, San Borja y Ate. Eran otros tiempos, no había combis, Metropolitano, corredor azul ni mucho menos tren eléctrico, el transporte por excelencia era el bus, si, de esas naves grandazas que transportaban a casi cincuenta personas a la vez y encima sentadas.

En esas idas y venidas era como fuera de lugar y casi ridículo escuchar de improviso un estridente timbrado, ver una persona buscar en su bolso o maletín (si, antes usaban maletín), sacar un tremendo ladrillazo, ponerlo al lado de su rostro y literalmente ladrar una conversación que era inevitable escuchar.

El tiempo paso, los …

Triple salto mortal

Después de el choquecito hace algunos años, que no paso de ser una distracción en una mañana cualquiera, llega ahora el triple salto mortal que no tuvo mejor protagonista que a mi hermano.  Al parecer la vida quiso darnos un llamado de atención, un jalón de orejas, un "tatequieto", para recordarnos a los hermanos que a pesar de nuestras habilidades superiores, extrasensoriales y poderes regenerativos, seguimos siendo gente común, humanos en esencia y propensos a las vicisitudes de la vida, a los caprichos del destino, a los azares en la aventura de vivir.  Y fue así que un triple salto mortal (como quiero llamarlo) nos devolvió a mi hermano, todo magullado, raspado y cortado por todos lados sin que esto vaya más allá de aparente magnitud. Terminó todo cuarteado y ensangrentado en medio de la pista, entero y agradecido con la divina providencia. Pero estoy seguro que ese hecho no fue lo que preocupó a mi hermano, sino lo que venía después: mi madre desesperada y sollozando a…

Iquitos XIII

Imagen
Después de cuatro años de sol a luna y de luna a sol, rajandome el lomo para que todo vaya viento en popa en la empresa dije... ¡No!, necesitaba un descanso y para mi placer, me lo dieron.
Y llegó la tan soñada semana de descanso, mis planes incluían dormir hasta el medio día, levantarme, "desayunalmorzar" y tirarme en mi sillón a ver televisión toda la tarde, estirar todos los músculos, en la noche cenar algo ligero y al sobre, no pensaba en nada mas, solo quería relajarme.
Sin embargo, eso sólo duró el primer día, al segundo día como que el encanto se pierde, la gracia también y simplemente estaba aburrido, al tercer día ya quería regresar a trabajar pero... ¡No!, ¡otra vez no!, no podía darme por vencido asi nada más, tenía que aprovechar mi descanzo o morir en el intento. Fue cuando se me ocurrió la grandiosa idea de viajar, ¡si!, era la mejor opción.
Ahora... ¿a donde?. Donde puede ir un ser como yo, libre y silvestre, inocente y puro, sin malicia y colmado de inocencia...…

Los Indestructibles 2: se juntaron otra vez

Imagen
Dejé de escribir hace mucho acerca de películas, eso no quiere decir que deje de ir al cine, al contrario, voy tan seguido como antes, la diferencia es que ya no me da el tiempo para escribir, pero esta vez, regreso para contarles acerca de Los Indestructibles 2, es que es imposible no comentarla, me es necesario.
Como todo veterano de películas de acción y artes marciales, hice mi colita previa compra de entrada a media tarde antes que se agoten las entradas y perderme el día del estreno. Esta vez se suman a esta sarta de mercenarios nada menos que Van Damme y el archiconocido Chuck Norris.
De seguro que a muchos este genero les desagrada, pero déjenme decirles que para otros como yo, por el simple hecho de ver reunidos a todos nuestros ídolos de juventud, es un deleite.

Aunque toda la película es un desmadre de malos malosos, secuaces de Jean Claude, Stallone demuestra que todavía tiene para rato como héroe de acción junto a JCVD. Van Damme tiene su trayectoria, pero si me dan la…

Machu Picchu y yo: Preámbulo

Imagen
El amor y orgullo que siento por mi patria y mi cultura, me ha llevado a conocer algunos rinconcitos de mi país, de cada uno de ellos puedo decir mil maravillas y muchas experiencias que enriquecieron mi vida.
Dicen que todo peruano, antes de salir al extranjero, debe conocer la grandeza de su país y sobretodo, conocer Cusco y Machu Picchu... por eso decidi conocer Cusco, sus ciudadelas y el misterio que ronda a cada una de ellas. Quise ir a Cusco y empaparme de cultura, enriquecer mis raíces andinas, saber mas de mi gente.
Viajar a Cusco fue toda una travesía, primero por que quise llevar a mi viejita, la mujer de mi cucharón, pero esta tía es fan de su cocina y de su rutina. Imaginaran lo difícil que fue convencerla para el viaje, tuve que intentar muchas cosas, involucrar a otras personas, planear con ellos algunas trampitas como para atraparla, como para interesarla, pero la tia nada de nada, al final el viejo truco del gato con botas, esa infalible mirada matadora que enternece…
La reproducción parcial o total de cuentos y fotografías publicadas deben llevar una referencia al autor o al blog
©2009 El Blog de Lucy • Jorge Ortega • Todos los derechos reservados